viernes, 26 de junio de 2009

Moda / Tendencias La lencería mantiene el tipo Las españolas compran más piezas de ropa interior pero reducen el presupuesto. Suben el 'body', 'coulot

Las españolas cada vez consumimos más lencería y ropa de baño aunque nuestro presupuesto se ha reducido. El año pasado, compramos tres millones de prendas íntimas más que el anterior pero gastamos 20 millones de euros menos. «La compra compulsiva de ropa interior es la más afectada» constata José María Donat, gerente de TCN. La firma de Totón Comella acaba de abrir una nueva tienda en L'Illa de Barcelona. María Aracil, directora de Vanity Fair Brand Europe, abunda en este cambio de hábitos: «Las mujeres desean productos bonitos, de alta calidad, pero a un precio accesible: necesitan saber que esa compra no es un derroche, sino una buena inversión». En cuanto a tendencias, no hay duda. Tras rastrear 7.136 puntos de venta de Triumph, Selmark, Calvin Klein, TCN, Vanity Fair y Andrés Sardá, se concluye que triunfan los diseños que se adaptan como una segunda piel, en colores neutros y tejidos ligeros que no marcan.

Regresa el 'nude'. «Las mujeres piden materiales de gran avance tecnológico, pero confortables, con diseños sin costuras para el verano, con encajes planos que no marquen», confirma María Aracil, de Vanity Fair Brand Europe. Esta firma americana, con 31 establecimientos en España y otros nueve en camino, propone la vuelta de los tonos nude (el de la piel), desde el beige al marrón chocolate. A esta tendencia se apunta también la gallega Selmark, con la colección Edén, «de diseño básico pero elaborada con un material finísimo pero de gran densidad, que proporciona a la vez control y comodidad», explica María Jesús Vázquez, responsable de Marketing y Comunicación de Selmark.

La firma Calvin Klein es maestra en manejar los tonos naturales. «Las clientas necesitan que su ropa interior sea invisible, con colores naturales, casi mimetizándose con la piel», describe Elsa Rey, directora general de Warnaco (Calvin Klein en España). Los algodones con lycra y las microfibras son los materiales más apreciados por CK, que ronda los tres millones de unidades vendidas anualmente en sus 1.500 puntos de venta y en El Corte Inglés.

Piezas estrella. TCN triunfa con un top y un camisón de lencería, de línea sencilla, pero con un ribete de puntillas. El sujetador más vendido no lleva ni relleno ni aro. Y el coulotte gana terreno a la braga y el tanga. Si Vanity Fair apuesta por la multiposición del sujetador, lo mismo sucede con el diseño más exitoso de Triumph, el Miss Fresh: «Con efecto push-up y en lunares, transmite un aire de los años 60. Los tirantes, en la espalda, pueden adoptar diferentes posiciones, para llevar con distintos escotes», expone Carmen Alonso, su responsable de prensa y comunicación.

Otra pieza que se rescata de los años 80 es el body: «Viene con fuerza, lo mismo que el bustier», recalcan desde Vanity Fair. Andrés Sardá también consigue aunar dos conceptos que parecen opuestos: ligero y sexy. «Nuestro color más vendido es el negro y en cuanto a material, la estrella es el tul. Tenemos una línea inspirada en el esmoquin, muy transgresora, en color blanco y negro, que se vende muy bien», concluye Nuria Sardá, hija de Andrés Sardá.

En cuanto al futuro, todo es cautela: «El consumo se ha frenado y los comerciantes que venden nuestras prendas están llenos de incertidumbre», confirma María Jesús Vázquez de Selmark, aunque esta compañía ultima sus nuevas instalaciones, de 12.000 metros cuadrados en Vigo.

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal